search engine by freefind advanced
Bookmark and Share

''I wish that for every month, on the 13th, the people to whom I have revealed to will speak to all My children, to invite the world, and invite every person in the world today to lessen their own desires, putting their own interests above all else.   

 Read more...

  

"The church and the world have a great need for Eucharistic worship. Jesus awaits us in this sacrament of love. Let us not refuse the time to meet Him in adoration in contemplation full of faith and open to making amends for serious offenses of the world. Let our adoration never cease" 

 

Pope John Paul II
Dominicae Cenae

THE MOST SACRED MYSTERY OF THE EUCHARIST


At the Last Supper, on the night when He was betrayed, our Saviour instituted the eucharistic sacrifice of His Body and Blood. He did this in order to perpetuate the sacrifice of the Cross throughout the centuries until He should come again, and so to entrust to His beloved spouse, the Church, a memorial of His death and resurrection: a sacrament of love, a sign of unity, a bond of charity [36], a paschal banquet in which Christ is eaten, the mind is filled with grace, and a pledge of future glory is given to us [37].

 

Constitution on The Sacred Liturgy 

Sacrosanctum Concilium

Solemnly Promulgated By His Holiness Pope Paul VI

on December 4, 1963 

Mensaje para el Genero Humano - 1205 Viernes Santo 2012

 

 

La mensajera anonima, L., recibe los mensajes por medio de locuciones interiors. L. tambien ve Milagros Eucaristicos y puede fotografiarlos y grabarlos en video. 

 

Cuando Jesus le da mensajes a L. lo hace como un padre amoroso a su hija.

 

(Esta paternidad spiritual de Jesus se puede ver en Juan 13:33, Juan 21:5, Mateo 23: 37, Lucas 13:34 y Marcos 10:24.

 

Parece ser que el cielo esta hacienda enfasis en la doctrina espiritual de los hijos de Dios enseñada por St. Teresa de Lisieux, una Doctora de la Iglesia.)

 

Mensaje para el Genero Humano.pdf
Adobe Acrobat document [560.6 KB]

10:49 p.m. – Cuarto de Adoración


Padre: L., Mi amada,


Gracias, Mi hija, por regresar aquí y visitarme y permanecer conmigo, al igual por escribir las palabras que deseo decirle al género humano de hoy.


Mi Pasión dolorosa ha terminado. Mi cuerpo fue extendido en la tumba después de la tortura extrema aplicada a Mi por los soldados. Mi condenación a muerte por la crucifixión; Mis sufrimientos entre tanta prueba agitante; Mi piel, desgarrada y mallugada, negro y azul; Mi cuerpo quebrantado, con heridas sobre todo Mi cuerpo, desde Mi cabeza hasta Mis pies. 


Mis heridas sangraron hasta la última gota de Mi sangre; todo Mi cuerpo era una herida abierta; Mi cabeza fue herida por las espinas, Mi piel y carne profundamente laceradas por las espinas que penetraban desde Mi cabeza hasta Mi cráneo.


No hubo una pulgada en Mi cuerpo que no haya sufrido; hasta Mis músculos y tendones fueron estirados de sobre manera para que los soldados clavaran Mis manos y pies en la cruz.


Oh, que dolorosas en extremo fueron las últimas horas antes de dar Mi último respiro.

Había muchos – tantos más – dolores acuciantes que afligían Mi cuerpo.


¿Qué puedo decir, y como puedo plenamente describir esta agonía?


Unido a este dolor extremo de aflicción a Mi cuerpo estaba el sufrimiento cuando me abusaron, Me humillaron, Me acusaron, Me insultaron y se burlaron de Mi; las palabras de blasfemia mientras el sumo sacerdote tan injustamente Me condenaba; las palabras de calumnia de la gente.


Los dolores afligidos que Yo sufrí en Mi Corazón debido a la traición de Mi propio pueblo; sobre la traición de Mi propio discípulo; sobre la crueldad, el odio y la falta de justicia dentro del género humano.


Es verdad que miles de años han pasado, pero las heridas en Mi Corazón aun continúan sangrando – donde el género humano Me ha olvidado, donde el género humano Me ha ofendido por los pecados que ellos continúan cometiendo, donde el género humano se dirige cada día más profundo dentro del camino de la oscuridad del pecado y de la absoluta depravación del mundo hoy en día.


Tengo mucha compasión y piedad sobre las tantas cosas para el hombre que no sabe dónde encontrar la felicidad y la verdad que uno necesita en la vida, con todos los peligros y miserias.


En verdad es un mundo totalmente rodeado con la negatividad del egoísmo personal y su egoísmo, el egoísmo del corazón humano – el corazón que quiere controlar y dominar a todos. Las buenas obras son pocas, los trabajos sagrados aún menos, pero la malicia y el trabajo malvado son, sin duda alguna, que decir, perversos.


Y eso es sin mencionar a los que se tratan a la vida humana como basura.


Con las sociedades de hoy, la gente ya no teme a los actos pecadores o a la culpa o la conciencia, solo siguen y se aferran de las cosas que quieren, dentro de sus vanidades y orgullos excéntricos, mientras dejan a sus familias y a las sociedades con unos problemas difíciles para cambiar y corregir.


Y las pasiones, el contacto sexual entre hombre y mujer fuera del matrimonio y la familia; la conducta inmoral, sin ninguna ética, las cosas repugnantes y terribles que hacen para rebajar y humillar la dignidad humana.


Entonces el resultado es meramente un regateo para el trafique del cuerpo y la carne, para llegar a la consecuencia de tener y cometer los abortos – para cometer asesinatos descarados – sin ningún temor al Espíritu Santo.


Cada humano tiene una alma, ya sea un bebe recién nacido o uno recién concebido en el vientre de su madre.


Cada día, cuantos bebes son asesinados, abortados de la manera más inhumana, sin alguna conciencia, porque se han habituado a cometer estos actos, ¿es que ya no provoca ningún dolor o sentimiento?


Sean los médicos o los pacientes, es lo mismo. Ellos actúan sin conciencia; sin defender la verdad por la libertad básica de la moralidad y la dignidad humana. Aún más, están estas leyes y practicas absolutamente irresponsables de las demandas la persona, derechos liberales permitiendo estas degradaciones de la carne que dirige a las consecuencias de una serie de asesinatos sin ninguna vergüenza.


¡Estos bebes no nacidos fueron dañados por su propias madres y padres!


Puedes aniquilar los cuerpos de estos bebes no nacidos, quienes son tus propios hijos; pero con referencia a sus almas, nadie puede hacer nada a sus almas más que Yo, Quien es el Dador de Vida, y Quien tiene el poder sobre todas las creaturas del universo.


Ustedes tendrán que responderme a Mi en que hubiera sido el bien, y lo que es recto.

Si ustedes fallan en arrepentirse sobre lo que han hecho mal, sufrirán las consecuencias de lo que has hecho y causado apropósito.


Hay tanto que no te lo puedo decir todo a la vez, Mis hijos.


Esta noche, solo te quiero dejar solamente con estas cosas que quiero que sepas.

No queda mucho tiempo antes de que todo en la tierra llegue a su fin, y termine de una manera inesperada.


Hay tantas otras cosas que hacen que se desvíen y pierdan sus caminos, y ¿que pasará cuando tengan que dejar este mundo inesperadamente?


Aunque he tenido que sufrir torturas inimaginables y sufrí la muerte más dolorosa por todos sus pecados, si en sus corazones, no tienen remordimiento y arrepentimiento, ¿cómo pueden ser salvados cuando dejen este mundo para su próxima vida?


Hay mucha gente en las sociedades de hoy que no sabe lo que es justo y recto, no se diga la verdad de que Cristo se ha sacrificado a sí Mismo y murió para permitir a la humanidad vivir en la luz al umbral del Cielo, y para que el género humano tuviera felicidad en esta tierra, y en la próxima vida. Regresen a Mi y arrepiéntanse, para tu resurrección y tu renacer en la Paz de Jesucristo quien sufrió y murió por el género humano.


Por lo tanto, para la salvación del género humano, se les ha dado la redención y el renacer por la Sangre y la Luz de Jesucristo, por Su Misericordia y Su perdón.


Amen.


Padre

Print Print | Sitemap Recommend this page Recommend this page
© The Miraculous Power of the Eucharist